lunes, 10 de diciembre de 2012

Criterios para elegir juguetes por edades.


En el mercado, la oferta de juguetes es tan grande y variada que es muy difícil decidirse por el más adecuado o el mejor. ¿Qué se debe considerar a la hora de elegir un juguete para un niño? Aquí tenéis algunos consejos y sugerencias para poder orientaros a la hora de elegir y comprar juguetes.

Consejos para elegir juguetes


1. El juguete debe ser deseado por el niño/a.

2. Que sea seguro. Debe estar confeccionado con materiales que no se astillen o sean cortantes si se rompen. Los colores han de ser sólidos y no tóxicos. Cuanto más pequeño es el niño/a más grandes deben ser los juguetes.

3. Debemos comprarlos pensando, siempre, en la finalidad y actitudes que desarrollan en nuestros hijos.

4.Tengamos en cuenta su personalidad: un niño/a retraído necesitará juegos socializadores (varios jugadores); a un niño/a hiperactivo/a le resultarán adecuados juegos de atención, artísticos, etc...

5. Que sea simple. Esto aumentaría la gama de usos que se pueden hacer de él, desarrollando su fantasía y su capacidad simbólica.

6. No comprarlos para satisfacer un capricho momentáneo del niño/a.

7. Generalmente no deben ser utilizados para premiar o castigar a un niño/a.

8. Debemos tener en cuenta que el exceso de juguetes mata la fantasía y produce aburrimiento. Los niños necesitan pedir ante todo.

9. Conviene instruir a los familiares para que no regalen juguetes de forma indiscriminada.

10. El mejor juguete no es necesariamente el más caro.

Juguetes por edades.

De 0 a 1 año

Durante el primer año de vida, la percepción sensorial, la manipulación, la coordinación de movimientos y los primeros contactos con las personas de su entorno, son los principales ámbitos de aprendizaje, estimulación y juego. Los juguetes de primera infancia son muy variados y pueden ser un excelente aliado para dar a conocer al bebé, de forma placentera y segura, el mundo que le rodea.  Los sonajeros, móviles de cuna, muñecos de goma, mordedores, alfombras con actividades, pelotas, muñecos de trapo, juguetes sonoros, tentetiesos, balancines y andadores, etc.

De 1 a 3 años

En estos primeros años pasan de ser bebés a niños y, para esta transformación, han de superar importantes cambios y aprendizajes en todas las facetas de su desarrollo: lenguaje, razonamiento, afectividad, socialización y coordinación de movimientos. Durante los primeros tres años de vida, el desarrollo cerebral y la capacidad de aprendizaje son mucho mayores que en otras etapas. Es fundamental, por lo tanto, además de proporcionarles juguetes variados, que dediquemos mucho tiempo a interactuar con ellos a través de distintos tipos de juegos. Empiezan a sentir curiosidad por los nombres e imitan escenas familiares. Triciclos, palas, cubos, rompecabezas, pinturas, teléfonos y muñecas.

De 3 a 6 años

Después de los 3 años de edad, el niño, comienza una etapa de cierta autonomía y autosuficiencia. El colegio y los amigos entran a formar parte de su experiencia diaria, y sus capacidades tanto cognitivas, como comunicativas o motoras empiezan a percibirse como algo más elaboradas o controladas. Juego y vida cotidiana van estrechamente unidos en esta etapa, ya que, en casi todas las situaciones y contextos tienden a experimentar, entender y aprender con una actitud lúdica. Empieza a preguntar, a aprender canciones y a jugar con sus amigos/as. Bicicletas, pizarras, magnetófonos, cuentos, marionetas y muñecos articulados.

De 6 a 9 años

En esta etapa los niños empiezan a asumir pequeñas responsabilidades; su memoria y su atención son mucho mayores, conversan con fluidez, consolidan sus capacidades lecto-escritoras y se muestran más independientes, aunque todavía necesitan mucha ayuda del adulto para organizar su vida y tomar decisiones. Siguen disfrutando mucho con la actividad lúdica; el juego simbólico y de movimiento aún tiene un papel relevante, pero se incrementa considerablemente el interés por los juegos de reglas, las manualidades, las construcciones y los videojuegos, monopatines, coches teledirigidos, juegos manuales, de preguntas y de experimentos.

A partir de 9 años

Es la etapa final de la niñez que introduce a los niños en el difícil periodo de la adolescencia. La comunicación y la expresión de sentimientos se convierten en una tarea fundamental para las familias con niños en esta etapa. La consolidación de hábitos de vida saludables y de actitudes de respeto y tolerancia son también retos a conseguir. Los juegos de reglas, las manualidades, las construcciones complejas, los juegos deportivos, juegos de estrategia y reflexión, de ordenador y videojuegos son las actividades lúdicas más atractivas a partir de esta edad Se interesan por actividades complicadas.

Más de 12 años

Desaparecen las ganas de jugar y van construyendo su propia identidad. Libros, música y vídeos-juegos.

No hay comentarios:

Bienvenidas y bienvenidos

Esperamos que este blog sirva para consolidar la AMPA como espacio de encuentro entre las familias, así como para intercambiar información, experiencias, preocupaciones y expectativas respecto a la educación de nuestros hijos e hijas.